Casa Club Vásquez

El proyecto consistió en la renovación de una vivienda colonial ubicada en Puerto Piritu, con el objetivo de convertirla en una casa recreacional y polivalente para diversas actividades.

 

Aprovechado la estructura existente y su estilo para generar un contraste armónico con la arquitectura contemporánea, se logra crear un inmueble, cuya pauta es una nave central a doble altura y techo a dos aguas, que genera el ingreso a este recinto recreativo.

 

Se disponen cinco módulos laterales con techo en pendiente, dos para las habitaciones principales con un jardín privado, que se incorpora a la disposición de la nave central, y los demás módulos destinados para las habitaciones sencillas, un salón polivalente y la cocina, misma que posee un despacho hacia el patio, ideal cualquier tipo de eventos al aire libre.

 

En la parte posterior, esta nave central genera una mezzanina ideada como área de lectura y un portal que da acceso al patio, que cuenta con un área recreacional dotada de parrillera y bar, un caney apergolado con techo a cuatro aguas, dispuesto frente al escenario, al igual que una piscina infinita con vista panorámica a la playa, y en un nivel inferior, el lounche, inundado por el agua que rebosa de la piscina.

 

Adaptar el estilo colonial a las nuevas tendencias aplicadas en la propuesta fue un reto. El contraste generado en los pisos al igual que en las fachadas permitió crear una obra contemporánea e industrial que resalta los rasgos coloniales predominantes en la zona. En el acceso se decide conservar el piso de adoquines original para el estacionamiento, en el interior de la nave se propone un piso de adoquines terracota y para el resto de los pisos, concreto. Los antepechos fueron trabajados en hierro forjado, mientras que en las fachadas paños de vidrio en estructura metalica y revestimiento en láminas veniber. El módulo de cocina dispuesto como un volumen de piedra, genera un juego interesante de materiales en fachada aportando además un aspecto rustico.

 

El paisajismo que se plantea tanto en los linderos como en las áreas internas, fue pensado como filtro natural, convirtiéndose en una parte fundamental de esta intervención, hasta llegar al punto de ser invasivo en algunos espacios. La vegetación que se plantea en la parte posterior contrasta con paños concreto en el piso, creando cómodos espacios de estancia, adecuados para todo tipo de actividades.

Arquitectura
Turístico / Recreacional
Junio 2020
Puerto Piritu, Venezuela
1400m²